M4

Joan Miró – La síntesis gráfica

Como ya he comentado en la anterior práctica (M3), Joan Miró conforma sus obras con imágenes distorsionadas de animales jugando, formas orgánicas extrañas o retorcidas construcciones geométricas.

Las figuras suelen ser siluetas de amebas amorfas dispuestas de modo arbitrario alternado con líneas acentuadas, puntos, rizos o plumas. A esta primera etapa pertenecen obras como:

Carnaval de Arlequín (1924). En esta obra se puede observar las diversas formas orgánicas extrañas expuestas por el autor.

           

Constelaciones  (1940-41). Esta obra pertenece a una serie de 24 gouaches. En ella se pueden apreciar las diversas formas amorfas.

Aunque también a esta primera etapa pertenecen obras cuyas formas son mucho más simples que las anteriores. Como por ejemplo:

Nord-Sud (1917). En esta obra (una de sus primeras) las formas no son complicadas ni amorfas, sino que son simples formas de objetos normales y corrientes (un jarrón, unas tijeras, un libro…)

La Masía (1921). En esta otra, las formas también son sencillas (una casa, un árbol…).

Posteriormente, la obra de Miró se hizo más etérea donde las formas y las figuras orgánicas se reducen a puntos, líneas y explosiones de colorido abstractos. Un ejemplo claro de esta segunda etapa es su obra Azul.

          

Azul (1961). Pertenece a una serie de 3 pinturas. Representa puntos, lineas y coloridos abstractos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s